Pucón

Antes de llegar a Chile, ni sabíamos que existía Pucón. Después de Santiago, planeábamos continuar nuestro trayecto al sur en un lugar que se llama Concepción, y de ahí pasaríamos hacia Argentina. Pero ya estando ahí y consultando con nuestros conocedores contactos chilenos, nos enteramos de que al sur queda un pueblo llamado Pucón, y después de muchas recomendaciones, decidimos ajustar la trayectoria y de nuevo nos enrumbamos hacia el sur.

Pucón queda en el área conocida como la Zona de los Siete Lagos, ubicada unos 150 km al sur de Santiago, y que abarca siete lagos en Chile y también en Argentina, tocando la parte norte de la Patagonia. Uno de esos lagos es el Villarica, el cual a sus orillas tiene por un lado al pueblo de Villarica, y al otro lado, Pucón.

Aún sabiendo que íbamos a un lugar especial, nos sorprendimos una vez que llegamos ahí. Alguien puso un cartelito en el hostal en Santiago, detallando cómo llegar hasta ahí, y concluía con: “Pucón is awesome!”. Nos dimos cuenta que no estaban exagerando, y se convirtió en el lema oficial de Pucón durante nuestra estadía ahí (que en un principio iba a ser un día y se extendió a 5). Ahora, para que se den una idea: Pucón es un pueblo pequeño; como de unas 6×10 cuadras más o menos. El lugar es nítido, acogedor; casi todas las construcciones del pueblo están hechas de piedra y madera, lo que le da un aire como de pueblito de los Alpes de hace un siglo. Hacia un lado, se llega a una playa bastante grandecilla, de piedras diminutas (o arena muy gruesa, como quieran), que da al lago. Por cierto que si uno anda con Converse despedazadas, es bastante incómodo como las piedritas inundan los zapatos en los tres primeros pasos. Si se vuelve la mirada hacia el lado opuesto al lago, está lo más impresionante de Pucón: el volcán Villarica, un cono perfecto que se eleva unos 2000 metros sobre el pueblo y se puede ver desde casi cualquier punto. Lo que hace especial al imponente volcán es que está completamente nevado durante todo el año, así que es completamente blanco, casi encandilante (encandilador? no sé), desde la punta hasta la base. La vista es increíble y en los cinco días que estuvimos ahí, no nos dejábamos de impresionar cada vez que lo veíamos. Además, tuvimos una suerte increíble con el clima; nos contaron que ahí la mayoría del año llueve, y es raro ver días despejados; pues tuvimos cuatro días de sol y cielo completamente azul, que no se nubló sino hasta el día que nos levantamos para irnos al siguiente destino.

Apenas llegando a Pucón, en la terminal de bus, nos agarró un tipo de los que llegan a ofrecerle hospedaje a uno (los hay en casi todas las terminales de bus a las que hemos llegado). Nos sonó bien la oferta y nos fuimos caminando con él. Definitivamente fue una buena decisión: el hostal era más bien un apartamento, con sala/comedor, cocina, una terraza, y tres dormitorios llenos de camas y camarotes. Nos instalamos en uno de los dormitorios, que además tenía puerta a la terraza, y listo. La parte realmente buena: no había nadie más hospedado en el hostal, e incluso los encargados de cuidar el lugar sólo estaban a veces, entonces más que hostal, el lugar fue, durante cinco días, nuestro propio apartamento.

Nos pasamos los primeros días caminando por el pueblo, descansando en nuestro aparta, leyendo en nuestro cuarto, viendo películas en nuestra sala de tele, o tirados en nuestra terraza tomando el sol. Es cansado esto de mochilear; hay que darse un descansito de vez en cuando.

Pero también es importante seguir explorando y conociendo, y para hacerlo optamos nuevamente por el mejor vehículo posible: bicis! Pucón es un lugar sumamente turístico, y está repleto de pequeñas agencias que ofrecen todo tipo de tours: bicis, kayaks por los ríos de la zona, snowboarding, incluso un tour de caminata para subir al volcán, pero el precio nos eliminó de inmediato la posibilidad de hacerlo. Para andar en bici, hay cientos de kilómetros de caminos y senderos que se pueden recorrer en las zonas aledañas.

El día que queríamos andar en bici amaneció nublado. Ya pensábamos que nuestros planes iban a ser frustrados por el mal clima, cuando a mediodía se despejó por completo el cielo en cuestión de minutos. Era una señal: teníamos que ir. Así que equipados con un mapa de todos los caminos, empezamos a pedalear. Empezamos el viaje por caminos bordeados de miles de pequeñas flores amarillas, iguales a las que seguiríamos viendo en todo el sur de Chile y después Argentina. Pedaleamos por varias horas, dándonos cuenta de paso que los caminos son mucho más largos de lo que pensábamos y que no ibamos a poder abarcar tanto como habíamos planeado. Pero no importó; las vistas y los caminos que recorrimos eran suficiente para tenernos ocupados y estupefactos durante todo el día. Pasamos al lado de ríos, a través de puentes colgantes, al lado de varios miradores. Llegamos hasta los llamados Ojos del Caburga, que son dos cascadas que nacen de ductos subterráneos alimentados por el lago Caburga, y llegan a salir a un punto espectacular donde nacen las cascadas y caen a una laguna de un color celeste profundo. De ahí regresamos hacia Pucón, pero algo en el camino nos detuvo: un minigolf! Nos enfrentamos en los 18 hoyos, saliendo Carlos como vencedor absoluto y yo en último lugar.

De vuelta en Pucón, observamos que nuestro aparta tenía una cocina bien equipada, y recordamos que teníamos rato sin aventurarnos en empresas gastronómicas. Así que salimos de compras y preparamos una cena digna del hambre que nos traíamos después de pedalear toda la tarde. Aprovechando los bajos precios que suele tener el vino chileno en Chile, compramos una (que otra) botella y con eso acompañamos una buena cena de raviolis.

Cabe destacar que aparte de esa cena, nuestra dieta en Pucón estuvo basada casi en su totalidad por papas fritas. Imagínense nuestra sorpresa al descubrir un local con un rótulo que lo identificaba como “Charly Papas”. Un lugar que sólo vende papas fritas? Podrá ser? Volvimos más tarde a darnos cuenta que efectivamente, el menú de Charly Papas consistía, en su totalidad, en 5 diferentes tamaños de bolsas de papas. Sobra decir que de ahí en adelante nos convertimos en fieles clientes frecuentes; considerando además que en el turístico Pucón, los precios de una comida completa en un restaurante equivalían a nuestra dieta de papas durante 3 días.

Un día, Carlos se fue a sentar a la playita del lago y ahí conoció a Jeslyn (nunca vi su nombre escrito, así que acabo de inventar cómo escribirlo). Conversaron un rato y quedaron de reunirnos al día siguiente, que sería nuestro último día en Pucón. Así que dicho y hecho, al día siguiente la conocimos Tovi y yo, y además se unos unió su amiga Diyi (ídem con el nombre). Fuimos por unas birras al super (Escudo para Carlos, loras para Tovi y yo) y fuimos a tirarlas al lago para que se mantuvieran frías. Ahí estuvimos horas, hablando, burlándonos mutuamente de los acentos de ellas y los nuestros, y viendo como los chiquitos locales, aparentemente inmunes a la temperatura helada del lago, jugaban tirándose un trampolín que improvisaron de una silla de salvavidas que metieron al lago.

Acompañados de las chicas puconenses, vimos sobre el lago el último atardecer que veríamos en Chile, nos despedimos, y nos preparamos para continuar nuestro camino, que estaba pronto a alcanzar su extremo sur.

IMG_4200.JPG IMG_4233.JPG IMG_4231.JPG IMG_4230.JPG IMG_4221.JPG IMG_4194.JPG IMG_4162.JPG IMG_4142.JPG IMG_4238.JPG IMG_4258.JPG IMG_4246.JPG IMG_8037.jpg IMG_8047.jpg IMG_8046.jpg IMG_8033.jpg IMG_8032.jpg IMG_7995.jpg IMG_8029.jpg IMG_8026.jpg IMG_8012.jpg IMG_8021.jpg IMG_8008.jpg IMG_8000.jpg IMG_7989.jpg IMG_7985.jpg IMG_7983.jpg IMG_7975.jpg IMG_7970.jpg IMG_7963.jpg IMG_7960.jpg IMG_7955.jpg IMG_7950.jpg IMG_7946.jpg IMG_7944.jpg IMG_7942.jpg IMG_7933.jpg IMG_7931.jpg IMG_7921.jpg

Primero que Nada

Disculpen la demora y el abandono temporal que sufrió el relato

Los tres queremos agradecer la cantidad de comentarios positivos y llenos de vida que hemos recibido, tanto por parte de los que nos conocen desde antes, como los que hasta ahora saben un poco quienes somos.

En especial agradecer a: Amelia Rueda, Julia Ardón, a la gente de delebimba.com, Metrolife, Mercado del Barrio, Fusil de Chispas y a todos los que han invitado de una u otra forma a más gente a formar parte de esto.

Sinceramente gracias,
-loj tré

Santiago – Segunda Parte

celine bags Este día Santiago nos tenía guardado el mejor de los climas que nos podía ofrecer. Eran las diez de la mañana no había una sola nube en el cielo y en las noticias ya se hablaba de que a eso del medio día la temperatura ascendería a los 36 grados. Sin pensarlo ya nos habíamos lanzado a la calle para recorrer el centro de la cuidad.

Tomamos el metro hacia la estación de la moneda, al salir nos encontramos con el deslumbrante sol que insistía en subir la temperatura. Nos resguardamos junto con un churrasco y una coca en un local contiguo a la casa de la Moneda. Una vez ya alimentados y “refrescados” (si es que se lograba eso ese día) empezamos el recorrido desde la Casa de la Moneda hasta el monumento de los Caídos de Iquique, pasando por los tribunales de Justicia, La Catedral y el mercado Central. En el parque de los artesanos frente a la catedral unos niños aprovechaban las fuentes como piscinas robando la atención de todos los que pasábamos por ahí.

Casi en el mercado tuvimos que volver a conseguir bebidas para así llegar hasta el monumento. De ahí bajamos por todo el parque forestal que prácticamente recorre la ciudad acompañando a unos cuadras de distancia al Mapocho con destino al hostal para tomar nuestras mochilas y encontrarnos en la casa de Diego para partir hacia Horcón y empezar a recorrer la costa chilena con nuestros nuevos amigos.

canada goose Llegamos al punto de encuentro subimos todo al carro y unas horas después ya estábamos llegando a la pequeña caleta de pescadores que es Horcón, lugar donde está el apartamento de los papas de María. El lugar es sumamente acogedor con una vista genial de la caleta y toda un área de recreo que no dejamos pasar por alto, ya que no habíamos terminado de bajarnos cuando ya estábamos jugando tenis.

Para mi era la primera vez que tenía una raqueta en mi mano para jugar en serio, a lo que se podrán imaginar que mi desempeño no fue nada bueno. Adrio y Tovi si tenían ya unos cuantos años a su favor así que entre consejos y risas me fueron enseñando como no volarla en cada golpe. Por cierto! si alguna vez juegan dobles con Adrio tengan mucho cuidado, por que en lo que menos se imaginan sentirían la bola a toda velocidad impactándose en su espalda. Ya el hambre pedía atención así que nos fuimos a cenar y a dormir ya que salíamos temprano hacia Viña del Mar.

La mañana trajo muchas nubes y el inseparable frío de las playas del sur no podía faltar. De Horcón a Viña del mar hay si acaso unos 40km en poco tiempo ya estábamos recorriendo la zona de los bares más concurridos de viña. En una de las playitas que nos detuvimos Diego nos reto a que no nos atrevíamos a meternos en el mar, a lo que sin dudarlo me encamine hacia el agua. Bastó con meter los pies dos minutos para sentir como el frío trataba de convertirlos en hielo, era prácticamente como estar metiendo los pies en una hielera. Siguiendo con nuestro recorrido nos asombro tanto a Diego y María, como a nosotros, la cantidad de edificios que se están levantando en la zona. Nos decían como hace apenas unos años todo eran puras dunas y casi nada de condominios.

Caminamos un rato por la zona del casino y decidimos pasar por un helado y así agregar uno más a la pequeña lista que ya teníamos en nuestro haber. Terminamos el helado y continuamos hacia Valparaiso conocida como la ciudad cultural de Chile. Con sus coloridos cerros hace el lugar ideal para dejar el carro en algún parqueo y recorrerlo de arriba a abajo entre callejones, ascensores, cientos de gradas, miles de grafitis impresionantes y música con una vista maravillosa del pacifico desde cualquiera de los cerros.

Visitamos la Sebastiana, casa en la que habitó Pablo Neruda, que al igual que sus otros dos casas son museos de las cosas más interesantes que se puedan imaginar. El poeta amaba coleccionar cosas, pero no crean que eran de un solo tipo, al contrario lo que fuera era digno de colección y eso sumado a su amor a los barcos, hacia que sus casas fueran algo fuera de lo común. Aun con la gran afición que tenía Pablo por los barcos no podía estar en ellos ya que le tenía miedo a navegar, Por eso que el mismo se hiciera llamar Capitán de tierra.

Esta en especial tiene una escalera que no lleva a ningún lugar, una chimenea en el centro de la sala con forma de tinaja o tinaja para el humo que es como él la llamaba. En todos sus pisos hay un “juguete” al que poner atención. Al llegar al quinto la vista de Valparaiso lo deja a uno sin habla. En este piso Neruda tenía su escritorio junto a retratos de amigos, cartas de navegación y cientos de libros. Cabe resaltar la fotografía de Walt Witman que esta ubicada detrás de lo que era la puerta principal de la habitación. Cuando el carpintero estaba enmarcando la fotografía le pregunto que se era su padre, después de un pequeño silencio respondío: “Sí es mi papá… en la poesía”.

Terminada la visita regresamos a Viña del Mar, para comernos el completo italiano más grande que me he comido en la vida (Completo Italiano = Pero caliente con mayonesa y palta, digo aguacate) por el cual esperamos cuarenta minutos que se hicieron eternos ya que todos nos estábamos muriendo de hambre y era tal expectativa que Diego había creado con respecto a los completos que decidimos esperar a que el lugar abriera y no ir a ningún otro lugar.

Les aseguro que valió la pena la espera el único que no pidió un completo fue Tovi que lo cambió por un churrasco con palta y al igual que el completo estaba delicioso y de un tamaño descomunal ya con la expectativa más que superada y el estomago repleto regresábamos al apartamento en Horcón para seguir disfrutando de la maravillosa hospitalidad chilena y de un asado más que nos esperaba esa noche.

Amaneció, recogimos los tiliches y de vuelta para Santiago. La despedida con Diego y María sucedió igual de rápido y repentino como nos conocimos. María tenía una cita con las amigas y Diego iba para el estadio a ver jugar a su selección. De repente estábamos de nuevo los tres por nuestra cuenta a eso de las cinco y treinca de la tarde ya estábamos de vuelta en el hostal y como el día anterior ya habíamos visitado una de las casas de Pablo Neruda, Tovi y Adrio decidieron que ahora si querían ir a “La Chascona” otra de las casas del poeta, que estaba a 400mts de nuestra casa temporal.

Llegamos justo a tiempo para la última visita de la casa. Muy a lo personal en esta casa se puede percibir el amor tan grande que le tenía Pablo a Matilde Urrutia. Empezando por que la casa fue construida para ella mientras el poeta estaba aun casado con su segunda mujer y adémás por la cantidad de detalles puestos en su honor. Por otro lado es en la que mejor se aprecia la fascinación de él por los barcos ya que la parte del comedor y el pequeño bar contiguo, son replicas exactas de lo que uno encontraría en un navío.

Nos comentaban que en los primeros años de la casa, al sentarse en el comedor un quedaba a la altura de un pequeño río que pasaba por el medio de la casa y al fijar la vista en él daba la impresión de estar navegando. Ahí mismo justo a la cabeza de la mesa se encuentra un armario, repleto de cristalería de todos colores. Neruda aseguraba que el agua sabía mejor en vasos de colores por eso la mesa y en realidad en cualquier parte de sus casas se podía encontrar vasos, copas y vajillas completas multicolores.

En ese mismo armario una de las puertas tiene doble fondo y comunica con una pequeña habitación con una escalera de caracol que da al segundo piso que la usaba para asustar a las visitas, al salir disfrazado de diversos personajes. Amada tener visitas y hacer grandes fiestas. En el segundo piso al terminar de subir las gradas se encuentra un pequeño comedor que era el de uso común de la pareja, ya que él detestaba comer en comedores grandes vacíos. Seguido un estudio, el cuarto de huéspedes con su respectivo baño y una puerta que da al jardín central.

Aquí se suben unas gradas que llevan a una puerta principal que da acceso a una sala con un vetanal que gigantesco que da la impresión de estar en un faro y además con una envidiable vista de Santiago. En el segundo piso de esta área está el dormitorio principal y un balcón con la misma vista de la ciudad. Saliendo por una pequeña puerta se vuelve a llegar al jardín pero a un nivel un poco más alto y de ahí se va al bar que esta lleno de objetos gigantes, desde un zapato hasta un teléfono, todos pertenecientes a la época en que el analfabetismo era grande y en los comercios para distinguir una tienda de otra usaba estos objetos.

Una puerta más y se llega a lo que sería la biblioteca del lugar, repleto de libros por doquier y una pequeña habitación muy particular que además de estar construida un poco inclinada ahí se encuentra el cuadro frente al cual Neruda se sentaba a leer. El cuadro fue traído de Europa y tiene la pintura de una señora mayor vestida de luto con cara seria. Ni si quiera al ser adquirida se supo quien era la señora pero lo que importaba es que Pablo decía que cuando se sentaba frente a ella no podía dejar de leer por que sentía que si lo hacía la señora lo iba a regañar. Así concluía la visita a la Chascona dejándolo a uno con ganas de habitar en ese lugar y no tener que irse jamás.

Amaneció una vez más esta vez con rumbo a Isla Negra a visitar la tercera casa de Neruda. Llegamos justo para tomar el autobús, tan justo que tuvimos que parar el bus ya en marcha. Un par de horas después estábamos llegando a Isla Negra y no es que sea una isla no se confundan es un pueblo costero que tiene ese nombre.

La casa neruda no podía estar más llena, colegios, turistas, locales, era como si todos se hubieran reunido ese día para visitar la casa. Resulta que para visitar esta casa es con reservación si no no es posible entrar se puede imaginar nuestra desilusión, sobre todo la mía la de estar en uno de los lugares que más he querido visitar en mi vida y no poder entrar, así que por poco y nos quedamos sin entrar, pero por suerte quedaban unos cuantos campos en el recorrido en ingles y pudimos entrar. Y si que valío la pena esta de las tres casas es la que realmente parece un museo.

En la primera parte que es la sala principal y recibidor esta repleta de artículos de navegación y partes de barcos, así como anclas, timones, barcos dentro de botellas, mascarones de proa, en especial uno de gran tamaño de uno mujer que estaba ubicado mirando hacia fuera de la ventana, es decir con vista al mar que da una sensación de estar soñando. Atravezando un diminuta puerta se llega al comedor. Al igual que en la Chascona repleto de cristalería de colores.

Saliendo del comedor se llega a un jardín donde se encuentran con vista al mar un gran campana que Neruda hacía sonar cada vez que llegaba a la casa y un pequeño barco que al sentarse dentro de el y mirar al mar daba la impresión de estar navegando, el poeta pasaba largas horas en ese barco/bar. Otra puerta daba a un pasillo repleto de mascaras provenientes de todas partes del mundo, figuras en miniatura. Mas adelante en otra habitación un globo terráqueo inmenso, Insectos disecados, botellas, pinturas, cajas de música y entre toda esa disonancia de cosas un lavatorio en el que lavaba sus manos cada vez que escribía, ya que siempre escribió con pluma y tinta verde.

buy it Otra sección tiene una replica exacta de una de las habitaciones del humilde hogar donde nació y tras la ultima puerta una sala con una colección impresionante de caracoles de mar de todos los tamaños y formas. Volvimos a los jardines donde visitamos la tumba donde yacen los restos de Pablo y Matilde por su puesto mirando al mar.

buy it No queda más que regresar a Santiago hacer las maletas y esperar que el reloj diera la medía noche para partir hacía Pucón. Nos tomamos tan enserio lo de esperar que a ultima hora tuvimos que salir con los bultos al hombro a buscar un taxi por todo el Bellavista por que el que llamamos nunca llego. Como siempre llegamos justos, abordamos y nos pusimos lo más cómodo que pudiéramos ya que esa noche el bus sería nuestro hotel.

<a href="https://lh3.googleusercontent.com/-54rqvRIt9KY/R1h-zaFx3tI/AAAAAAAADT4/8wevLpmU4m0txWUcKCsg6c4CQrtd532zACCo/s600/IMG_7867.jpg" link="https://picasaweb helpful resources.google.com/soltartodo/Santiago#5140998396285411026″ title=”” class=”photoswipe” rel=”post-51″ data-size=”1600×1200″>IMG_7867.jpg

Santiago

readme Escoger un hostal en una ciudad tan grande como Santiago no es tan fácil. Aparecen varias zonas dentro de la ciudad, todas distintas y distantes entre sí, y se multiplican las opciones. Entonces investigamos lo mejor que pudimos y elegimos la zona que sería nuestra casa en Santiago: el hostal Bellavista, casualmente localizado en el barrio Bellavista.

celine bags Dicen que Bellavista es el área bohemia y artística de Santiago (es cierto, pero a la vez también es de las zonas caras y fashion de la ciudad). Todo el barrio está lleno de calles bordeadas de árboles y repletas de restaurantes, cafés y bares, muchos con mesitas afuera en las aceras, y la mayoría con coloridas pinturas y murales en sus paredes. En el día las calles son muy tranquilas, y las caminamos de arriba a abajo. Por las noches, cobran vida y se llenan todos los locales y las aceras con gente, y fluye la música en vivo de todo tipo; rock, blues, trova y música folklórica.

Llegamos al Hostal Bellavsista y nos topamos con que sería el hospedaje más caro del viaje hasta el momento. Teníamos dudas de quedarnos y pagar los pesos extra, pero luego vimos el lugar y quedamos convencidos. Además de la buena ubicación, el precio incluía un cuarto casi propio (casi porque tuvimos que compartirlo con Alex, un gringo que estaba trabajando en Santiago), desayuno ilimitado, 3 compus con Internet (esencial, por supuesto) y WiFi, y además futbolín, mesa de pool, y tele de plasma con DVD. Nada mal eh? Nos registramos en el Bellavista y nos dispusimos a explorar nuestros alrededores.

No sabíamos lo buena que era el área que nos tocó. Aunque nuestro presupuesto no nos permite estar saliendo de fiesta ni a comer a lugares tan caros como los de Bellavista, bastaba con caminar por esas calles en la tarde o en la noche y empaparse de todo el ambiente que se salía (literalmente) de los locales y se esparcía por las aceras y las calles. Las mesas en las aceras dela calle Pío Nono se llenaban de gente desde que el sol estaba arriba y seguían así a través del atardecer (que por cierto era como a las 8:45 PM) y hasta altas horas de la madrugada. Ahí mismo en esa calle topé con un muro lleno de afiches de conciertos con los que no coincidimos: The Used, Chris Cornell, Andrés Calamaro. Golpeé mi cabeza contra el muro unas cuantas veces y continuamos. Aparte del montón de bares y restaurantes, nos encontramos con que estábamos cerquísima del Parque Metropolitano, el cual incluye el cerro San Cristóbal, coronado por una inmensa estatua de la virgen, el zoológico de Santiago, y un sistema de funicular y teleférico que lo lleva a uno hasta arriba y a través del gran parque. Además estábamos prácticamente a la par de La Chascona, una de las famosas casas de Pablo Neruda. Y luego, si caminábamos un poco hacia el sur, cruzando uno de los muchos puentes que pasan sobre el Río Mapocho, que atraviesa el norte de Santiago, podíamos llegar a la zona de Providencia, tomar el metro, o seguir caminando hacia el centro de la ciudad.

canada goose out site Formada ya una imagen mental geográfica de donde nos encontrábamos, falta complementarla con nuestras impresiones del paisaje de la ciudad. En pocas palabras, Santiago es impresionante (ya voy con esa palabra de nuevo, mis disculpas). Personalmente, es la mejor ciudad latinoamericana en la que he estado. Caminamos bastante por distintas zonas de la ciudad, y todo es amplio, limpio, moderno, ordenado. Las calles están rodeadas de árboles por todas partes. No hay basura tirada en el suelo. Las calles son seguras (la mayoría, la mayoría del tiempo), y la lista de lugares interesantes por conocer es gigante. El sistema de transporte dentro de la ciudad es excelente, gracias al moderno metro subterráneo que conecta prácticamente toda la ciudad. Claro que no todo es flores y mariposas en Santiago; hay un serio problema de contaminación en el aire, puesto en evidencia por la espesa capa de smog que se puede observar encima de la ciudad desde puntos más elevados. El transporte ya por encima del suelo es menos que óptimo; el tránsito se pone bastante denso en horas pico y el sistema de buses es (de acuerdo a nuestras confiables fuentes locales) un desastre. Y también está la parte fea de Santiago, que no visitamos pero la vimos desde lejos; ahorita les cuento. En fin, la balanza se va para el lado positivo y así quedó nuestra impresión de Santiago; la primera ciudad en la que hemos estado que he pensado “y mae… yo sí que podría vivir aquí!”

Nuestro primer contacto en que ya teníamos hablado en Santiago fue Marianne. Así como le explicamos 17 veces a Tovi, les cuento: Marianne es amiga mía de la infancia; su mamá y mi mamá fueron muy, muy amigas por muchos años. De chiquitos, mi hermana Michi, Marianne, su hermano Mike y yo éramos felices jugando cada vez que nuestras mamás se reunían. Por cosas de la vida, y porque Costa Rica es diminuto, Carlos también conoció a Marianne muchos años después, completamente por otro lado. Y hace tres años, ella se fue a vivir a Chile, donde se casó y ahora trabaja y estudia. Así que con toda esa historia, nos habíamos hablado desde que empezó el viaje para vernos en Santiago. Resulta que el hostal estaba cerquísima también de donde vive Marianne, así que nos pusimos de acuerdo y ella llegó a buscarnos ahí (que buena anfitriona no?). Fue buenísimo verla de nuevo; no sé cuántos años tenía desde la última vez que nos habíamos visto.

Nos topamos y nos dirigimos al primer asunto de suma importancia que debíamos resolver: la comida. Nada como tener uninsider (Carlos me regaña por hablar con palabras en inglés, pero no sé… persona de adentro?) que le enseñe a uno los buenos lugares en una ciudad. Así, nos fuimos a la Fuente Alemana y nos comimos un delicioso churrasco con palta. Breve lección en comida típica chilena (típica en el sentido de que es lo que más se come y no tanto algo así como folklórico): un churrasco es un sandwich de carne, casi siempre en un pan redondo como de hamburguesa, con abundante carne en cortes delgados, y usualmente acompañado con palta (que nombre más raro para decirle a un aguacate). Un completo es un perro caliente, también casi siempre con abundante palta y si tiene también tomate y mayonesa, es un completo italiano. Sí, yo también me quedé bateado hasta que me explicaron que no tiene nada que ver con comida italiana, sino con los colores de la bandera. Ve vos. Ah y un lomo es como un churrasco pero con carne de cerdo. Así que bueno, siguiendo la excelente recomendación de Marianne, matamos a quien nos mataba, devorando un gigante y delicioso churrasco, y continuamos nuestra exploración de la ciudad.

En metro y a pie recorrimos varias calles de la ciudad, en el área de Providencia principalmente. Ahí llegamos a una zona comercial, de avenidas amplias llenas de árboles (no me canso de mencionar los árboles), por donde merodeamos un rato, hasta que nos devolvimos y nos dirigimos al Parque Metropolitano. Entramos y compramos nuestro tiquete para subir al cerro San Cristóbal en funicular, bastante similar al que usamos para subir a Monserrate en Bogotá. El zoológico lo pasamos de lado; en realidad no era la gran cosa y lo tienen bastante descuidado, lástima. Ya arriba del cerro, pudimos ver la vista panorámica de toda la ciudad, incluyendo la capa de smog; un manto denso y gris que cubre y apaga los colores toda la ciudad desde la vista del cerro. De ahí subimos a la parte más alta del cerro, donde fuimos recibidos a brazos abiertos por una estatua blanca de 22 metros de alto de la Virgen María; no sin antes pasar por un mote con huesillo (son duraznos deshidratados, que se sirven fríos en un vaso con un tipo de maíz en el fondo y lleno con el jugo de los mismos duraznos… que inventos más raros los de estos chilenos). Nos dirigimos hacia el teleférico, que lo lleva a uno por encima de todo el parque, y de ahí es donde pudimos ver la clara división geográfica-social de Santiago. En el medio, como una gran línea divisoria, estaba toda la extensión del parque. A nuestra derecha, es decir al sur, estaba la parte buena de la ciudad; edificios grandes, modernos, todo limpio y lleno de árboles por todas partes. Al otro lado, miles de casitas pequeñas, todo mucho más oscuro, sucio y desordenado. Es bastante impactante ver la diferencia así desplegada tan claramente bajo nuestro pequeña cápsula colgante; parecía como ver un mundo de SimCity con una parte bien desarrollada y otra que no se supo administrar y terminó mal (sí, sí, comparación geek inevitable).

Pasamos el resto de la tarde caminando y conversando en el parque. La pasamos tan bien (y loj tré somos tan encantadores) que Marianne faltó a clases y se quedó con nosotros hasta la noche. Nos fuimos de vuelta a nuestro barrio y terminamos el recorrido en el Patio Bellavista, un centro comercial muy agradable (y caro) que quedaba a la vuelta del hostal. Lo que descubrimos en el centro comercial, y que nos hizo volver una y otra vez, fue una heladería italiana donde comimos (una y otra vez) de los mejores helados que hemos probado. Yo tenía ganas de helados desde hacía rato, pero llevábamos tanto tiempo en lugares fríos, que nunca daban ganas de ir por uno. Ahí nos desquitamos. En nuestros días en Santiago, comimos helados de chocolate, pistacho, nueces, limón, chirimoya, chocolate blanco, fresa, manzana, huesillo, piña, limón con albahaca, y pera. Buena forma de empezar a recuperar el peso que habíamos perdido en países anteriores. Nos despedimos de Marianne y nos retiramos al hostal a una feroz competencia de pool entre nosotros tres.

Habíamos cubierto ya una importante parte de la ciudad, pero nos faltaba algo esencial: el centro de la ciudad. Así que tomamos el metro hasta la estación de La Moneda, llamada así por la Casa de la Moneda, la casa de gobierno de Chile. Abajo hay un centro cultural donde siempre hacen exposiciones artísticas; entramos pero todas las exposiciones estaban cerradas. Esto nos causó mucho pesar, el cual tuvimos que disipar con un churrasco y una coca. Con un ánimo renovado, nos dirigimos hacia el corazón de la ciudad: la Plaza de Armas. Visitamos la Catedral y caminamos por la plaza, donde hay muchos pintores ahí instalados con su silla y caballete; y como era un día especialmente caliente, varios chiquitos gozaban bañándose en la fuente de la plaza. Caminamos hacia el norte por una avenida peatonal adoquinada y nos topamos de nuevo el río Mapocho, sólo que mucho más al oeste. Ahí está el monumento de los Héroes de Iquique, que conmemora los soldados caídos en una batalla en Iquique, al norte de Chile, en la guerra territorial que hubo entre Chile y Bolivia al principio del siglo pasado. Del monumento empezamos a atravesar el Parque Forestal, un paso largo y estrecho (como una cuadra de ancho) que conforma una gran línea verde a lo largo de un par de kilómetros, paralelo al río. La caminata cruzando todo el parque es excelente; nos tomamos nuestro tiempo caminando lento y parando para sentarnos en bancas y tomarnos fotos estúpidas. Vivan los parques.

Nos devolvimos sólo porque era hora de encontrarnos con nuestros nuevos amigos chilenos. Si han seguido todo el blog, sabrán que Diego y María, quienes conocimos en Perú, ya habían vuelto de su viaje alrededor del mundo, y nos esperaban para recibirnos en Santiago. Así que tomamos el metro y llegamos al apartamento de los papás de Diego, donde están viviendo ellos ahora temporalmente hasta que encuentren su propio lugar. Qué bueno fue verlos de nuevo! Estaban justo como los recordábamos.

Al regresar de casi un año de viaje, la gente se convierte en celebridades por un tiempo, así que Diego y María tenían cualquier cantidad de invitaciones a cenas, fiestas y reuniones. Una de ellas era un asado en la casa de los papás de María, al cual nos invitaron. Increíble como todos nos recibieron con los brazos abiertos, como si fuéramos amigos de hace años. Llegamos y conocimos a los papás de María, vimos fotos de su viaje (imprimieron unas e hicieron un álbum; excelente idea), comimos empanadas y luego un asado delicioso, que comimos y nos bajamos con vino hasta que ya no pudimos bajárnoslo más. Dejaron muy en alto la hospitalidad chilena, sin duda.

Continuaban las actividades; en la noche fuimos con ellos a una fiesta en la casa de un amigo. Ahí estuvimos un rato tomando pisco y conversando con varios amigos de ellos. En la fiesta casi no estuvimos con Diego y María, recuerden que ahora son celebridades entre su gente y estuvieron muy solicitados. Al día siguiente fue la celebración del cumpleaños de Diego; el famoso asado al cual nos habían invitado ya desde Puno (parece hace tantísimo tiempo!). Nos repartimos en varios carros y nos fuimos a la finca de otro amigo de Diego, haciendo primero una parada estratégica para comprar ingredientes esenciales: birra y carne.

Es curioso cómo toman los chilenos. Toman pisco. Pisco con coca, pisco con gin, pisco con Sprite. Pero casi no toman birras! Imagínense un asado, con carne, chorizos, papas, y nada de botellas ni latas de birra, sólo botellas de pisco, litros de coca, y vasitos desechables. Así que fuimos los raros de la ocasión, y nos compramos unos cuantos sixpacks de Escudo. El asado estuvo excelente; comimos choripán delicioso, salchichas, y otras cosas mientras esperábamos que se asara la carne que habíamos comprado. Y que si valió la pena la espera! Cuando llegó la hora, arrasamos con la carne que sin exagerarles, es de las que más rico me han sabido en la vida. Estoy considerando irme a vivir a Chile y hacerme exclusivamente carnívoro. Pasamos la tarde excelente con Diego, María, y sus amigos (bastante distinto que estar con nuestro grupo de amigos, porque aunque ellos son de la misma edad, casi todos están casados o casi-casados).

Todavía faltaba mucho más que ver con Diego y María, y al día siguiente nos tenían ya preparado el viaje playero que nos habían prometido semanas atrás. Pero eso, amigos, queda para el próximo capítulo.

Atacama

canada goose El sol de San Pedro de Atacama nos daba la bienvenida y nosotros lo recibíamos con los brazos abiertos. No habíamos terminado de llegar cuando ya habíamos cambiado la ropa de frío por ropa de playa y empezamos a recorrer el pequeño oasis en que nos encontrábamos.
El pueblo en total no eran mas de 7 cuadras a la redonda, con construcciones de barro, caminos de tierra, el cielo completamente azul y si uno tenía suerte se encontraba alguna nube blanca perdida en el cielo. Hacia donde se dirigiera la vista el contraste entre el azul del cielo y el rojizo de la tierra era impresionante.

Después de tomarnos el jugo más caro del mundo (2000 colones por un vasito de jugo de fresa) Después de ver que podíamos alquilar una bicicleta por todo el día fue la opción definitiva por la cual nos decidimos para conocer ese árido pero lleno de vida lugar.

El valle de la luna nuestro primer destino. Ubicado en pleno desierto de Atacama, lugar de donde se extraían cantidades gigantescas de sal. Anduvimos recorriendo por las dunas y antiguas zonas donde se dinamitaba las paredes. Cerca del atardecer recorríamos los senderos naturales que se hacen entre las piedras gigantes y exactamente a esa hora como empieza a bajar la temperatura se puede escuchar el crujido de las paredes gigantes donde se empiezan a contraer y a liberar el calor acumulado durante todo el día.

readme Visitamos el valle de la muerte, llamado así por una deformación del nombre Valle de Marte, que fue como lo nombró el Padre francés Gustav Le Paige, pero al hacer las traducción de francés a ingles se perdió en Marte y quedó la muerte. Durante el recorrido entre el valle de la muerte y el de la muerte se recorre la cordillera de la sal, donde se aprecian esculturas de sal naturales impresionante, entre ellas las tres marias que visto de frente parecen tres personas pidiendo al los cielos.

Al final del recorrido se llega al mirador del valle de la luna donde se ve uno de los mas hermosos atardeceres en todo el mundo, por el cambio de colores que va sufriendo todo el desierto con los colores naranja, rosados y violeta que dejan escapar los celajes. Hay que subir una duna para llegar a este lugar. Lo malo es que muchísima gente va a el lugar y se llena muchísimo. Buscamos lugar, nos sentamos en la arena y dejamos que el sol y el desierto nos deleitaran con su juego de colores.

De vuelta en San Pedro fuimos a ver si habían quedado libres tres campos para ir a un tour astronómico, que da un francés en su caso donde tiene cerca de 12 tipos de telescopios para estudiar las constelaciones. Al llegar la única forma de ir los tres era, uno ese día y los otros dos al día siguiente. Yo fui el que tomó el puesto solo y dejamos todo listo.

A las 11pm salí rumbo a unos 30km del pueblo para llegar a una pequeña casa, donde vive y tiene todo el equipo . Dan la bienvenida en una sala iluminada a la luz de la vela, en la que en el techo hay un hueco que deja ver directamente al cielo y justo ahí abajo esta uno sentado en un circulo, mientras le dan la introducción de lo que será la noche.

Ahí con el cielo más despejado que se puedan imaginar y más de las estrellas que puedan concebir le van enseñando a uno los signos del zodiaco, como ubicar las estrellas que por años han guiado a los viajeros y navegantes. Todo explicado con la asistencia de un puntero que literalmente señala el cielo.

celine handbags Casi no se puede creer que lo que a simple vista parece una pequeña nube de polvo al verlo por el telescopio es una cantidad incontable de estrellas. También ver Marte casi del tamaño de una bola de golf o ver como la cola de un cometa se enciende y se apaga levemente a la distancia. Al finalizar se vuelve a entrar a la casa y esta un chocolate caliente esperando para continuar con el astrónomo aclarando dudas y comentando un poco más sobre el tema.

readme Con el sol de nuevo en el cielo, Adrio y yo nos fuimos por las bicicletas con rumbo a la cordillera de sal para tener nuestra primera experiencia con el sandboard. Tovi no nos pudo acompañar ya que amaneció adolorido y con síntomas de gripe.

Treinta minutos después de estar pedaleando entre paredes de sal y arena estábamos subiendo la duna que nos vería caer una y otra vez. Al principio fue sumamente fácil, y como no lo iba a ser si la pendiente a penas y lo llevaba a uno, cuando ascendimos un poco más en la duna empezamos a comer arena. La sensación de ir bajando a toda velocidad es increíble, aun más cuando uno no sabe como frenar y lo único que queda en caer en la arena y comer de ella. Estuvimos en esas hasta medio día que fue cuando nos fuimos por Tovi, para continuar conociendo San Pedro de Atacama en dos ruedas.

Después de una deliciosa pizza calentada al calor del suelo de Atacama, nos pusimos los cascos y pedaleamos hacia el Pucara Quitor que es uno de los mejor conservados de todo el imperio inca. Seguido el circuito lleva a un túnel construido hace más de cien años. La idea era llegar hasta la garganta del diablo, pero la noche ya se nos venía encima y debíamos regresar a San Pedro. Esa noche Tovi y Adrio fueron al tour astronómico.

Así llego el día de partir y serían unas 24 horas más de bus en nuestro conteo global para llegar a Santiago.

<img src="https://lh3.googleusercontent.com/-piaU5bmBW6Y/Rz_-K3TEsaI/AAAAAAAAC5E/sdlBRGGtRoUN9dT2rOPZzixZfayrPQ9WACCo/h75-c-o/IMG_7593.jpg" alt="IMG_7593 seroquel 400 mg.jpg” title=”” class=”alignleft peg-photo” style=”border: 0; padding: 0″ />

[Streaming] Online Song to Song (2017) HD 1080p

celine bags canada goose Song to Song (2017) Full Movie Online Watch Free , English Subtitles Full HD, Free Movies Streaming , Free Latest Films.


Quality : HD
Title : Song to Song.
Director : Terrence Malick
Release : March 17, 2017
Language : en.
Runtime : 129 min
Genre : Romance, Music, Drama.

Synopsis :
‘Song to Song’ is a movie genre Romance, Music, Drama, was released in March 17, 2017. Terrence Malick was directed this movie and starring by Michael Fassbender. This movie tell story about In this modern love story set against the Austin, Texas music scene, two entangled couples — struggling songwriters Faye and BV, and music mogul Cook and the waitress whom he ensnares — chase success through a rock ‘n’ roll landscape of seduction and betrayal.

Watch Full Movie Song to Song (2017)

So..do not miss to Watch Song to Song Online for free with your family. only 2 step you can Watch or download this movie with high quality video. Come and join us! because very much movie can you watch free streaming.

HD Quality for the movie Download Song to Song to watch online for free you have to get the TV screen for a bit or you want to watch Song to Song the movie in theater or to enjoy the full movie at your home either way if you have visited this page then that means you wanted to watch Song to Song online for free and here we have the best web portal to watch movies online without any registration or anything needed. Also without any ad all you need to do is just pay us for the subscription that you want to have to watch the full movie Song to Song and we will give you the link to watch Song to Song movie.

Incoming search term :

Watch Song to Song Online Free
Watch Song to Song Online Putlocker
Song to Song Episodes Watch Online
Song to Song Full Episodes Online
Watch Song to Song Online Megashare
Watch Song to Song Online Free putlocker
Song to Song Episodes Online
Song to Song Watch Online
Song to Song Full Episodes Watch Online
Song to Song Watch Online
Song to Song Watch Online
Watch Song to Song Online Megashare
Song to Song HD English Full Episodes Download
Song to Song English Full Episode Online
Song to Song English Episodes Free Watch Online
Song to Song For Free Online
Song to Song HD Full Episodes Online
Song to Song English Episode
Watch Stream Online Song to Song
Song to Song English Full Episodes Free Download
Song to Song Free Online
Song to Song Free Online
Watch Song to Song Online Free Putlocker
Song to Song Full Episode
Watch Song to Song Online Free Viooz
Watch Song to Song Online Free megashare
Song to Song English Episodes
Song to Song English Full Episodes Online Free Download
Watch Song to Song Online Viooz
Song to Song Online Free Megashare

La Paz

Estábamos montados un semi cómodo bus rumbo a la Paz, preguntándonos como iríamos a atravesar el Titicaca, para continuar el trayecto. Sería bordeándolo completamente? Sería en ferry o si tendríamos que nadar con la mochila en una gran bolsa de basura. La respuesta correcta sería “ferry”.

buy it Después de aproximadamente una hora de bordear el Titicaca, llegamos a uno de los extremos del lago. Nos bajaron del bus, nos indicaron que camináramos siguiendo la carretera, ahí encontraríamos una casetilla donde nos venderían el tiquete para cruzar en una lanchita y que el bus pasaba en otro barco, que si no pasábamos rápido al llegar el bus al otro lado nos dejaban. Con ese aliciente buscamos rápidamente los tiquetes y cruzamos sin el menor de los problemas.

Ya del otro lado veíamos como el bus era traído por una tabla gigante que apenas se mantenía a flote. Milagrosamente el bus llego al otro lado sin ningún problema con nuestro equipaje seco y todo en orden.

click here Seguimos apreciando los paisajes que se iban convirtiendo poco a poco de desiertos áridos a polvorientos y pequeños poblados donde la pobreza se reflejaba sin piedad. Cada vez más cerca de la ciudad eran más las casas que ocupaban la nada, edificios desolados y otros con tantos colores que era imposible ignorarlos.

Pasamos a la par del aeropuerto más alto del mundo (4000 m.s.n.m.) inmediatamente a la derecha la entrada a una autopista y segundos después la vista de la ciudad de la paz, el atardecer la bañaba de un naranja que hacía vibrar cada uno de los colores que nos recibían.

El autobus nos dejó cerca del mercado de las brujas (lugar donde se puede encontrar cualquier cosas necesaria para conjuros, rituales, hechizos, etc) que era exactamente la misma zona donde se encontraba nuestro hostal.

El Cactus, ese es el nombre del que fue nuestro hogar. Recién llegados y ya estábamos hablando con Nico (Francés que está terminando su práctica de medicina en Bolivia) y Grant (Australiano que está recorriendo Sur América en bicicleta). Nos comentanban sobre su viaje y celebranban que iban a poder practicar el español.

Inicialmente la Paz no iba vernos más de uno o dos días, pero nuestras tarjetas de crédito y débito no pensaban lo mismo. La idea era encontrar el tour más cómodo (lease barato) a Uyuni y continuar el viaje. Ese día cenamos una deliciosa pizza y nos fuimos a descansar. Al día siguiente con las energías repuestas y con los “converse” puestos salimos dispuestos a encontrar quien nos llevaría hasta San Pedro de Atacama a traves de Uyuni.

canada goose La agencia que nos convenció resulto estar al lado del hostal. Felicidad la agente de viajes que nos atendió, nos contagió con su alegría y cómodo tour, así que nos íbamos con esa agencia. Las buenas noticias seguían llegando cuando nos enteramos que el tour a Tiwanaku y el tour en bicicleta a Coroico mejor conocido como la carretera de la muerte, estaban muchísimo más barato de lo que esperábamos. Imagínense que con lo que pensabamos pagar solo por el tour de Uyuni pagamos todo lo anterior. Salíamos al día siguiente para Coroico.

Llegó la hora de pagar tan maravilloso paquete y ninguna de las tarjetas quiso servir, decidimos ir a sacar dinero y nada, ningún cajero quería darnos dinero. Empezamos a preocuparnos ya que el efectivo que andábamos no era mucho y menos para pagar el tour. Tuvimos que dejar todo a modo de reserva y ver que podíamos hacer con respecto al asunto dinero.

Esa noche en el hostal conocimos a Julie (brasileña que andaba conociendo más de su continente) también a Lise (Noruega que decidió hace unos meses como nosotros soltar todo y largarse y ver a donde la lleva el viento) además de Mathilde (Francesa que esta cumpliendo su sueño de conocer Sur América) ya junto a Grant y Nico eramos un buen grupo de desconocidos compartiendo anécdotas del viaje y de como habíamos llegado a dar ahí.

En un punto de la noche el lugar se convirtió en un centro de estudio, gracias a German (el que cuida y administra el hostal) ya que como está en clases de ingles, llega a solicitar ayuda a los turistas presentes para hacer sus tareas. Entonces en ese momento los que no sabían español sacaron sus cuadernos y empezaron a aprender ese segundo o tercer idioma. Se pueden imaginar que ahí estábamos nosotros haciendo de profesores tanto de ingles como de español.

Volvió a salir el sol y fuimos a ver si ya nuestras queridas amigas de plástico les daba la gana servir. Cruzamos los dedos, fuimos al cajero y…. nada! el sistema seguía diciéndonos que no se podía tramitar la operación. Intentamos llamar al banco emisor para saber que pasaba y nada, no contestaban y no había forma de comunicarse con ellos, era como si Costa Rica hubiera desaparecido.

Decidimos como último recurso ir de nuevo a la agencia de turismo e intentar de nuevo pagar directamente con el plástico y esta vez si funcionó. Ya teníamos el pasaje directo hasta chile y varios días organizados para conocer más de Bolivia.

Así que amaneció y entró al hostal un hombre preguntando por loj tré. Lo seguimos y a tres cuadras del hostal en un pequeño restaurante nos esperaba el desayuno, que sería nuestro combustible para el descenso por la carretera más peligrosa del mundo.

Ascendimos en una microbus a 4700 m.s.n.m. lugar de donde empezaríamos a bajar. La adrenalina ya empezaba a recorrer el cuerpo. Nos dieron ropa, guantes, casco y bicicleta. Un par de vueltas de prueba en el pequeño claro que estábamos. Una garúa constante y muchísimas nubes nos acompañaban y multiplicaban el frío considerablemente. Una llamada del guía, una serie de consejos e indicaciones básicas para la ruta y a bajar!!

Tan solo a los pocos minutos de haber empezado el descenso las manos ya dolían del frío tratando de congelarlas. El agua a su vez impedía que pudiéramos abrir los ojos completamente y la expresión de la cara era una sola ya que el viento helado no dejaba poner otra.

Esta primera parte era en pavimento con vistas espectaculares de nubes y paredes de piedra que se alzan hacia el cielo con gran cantidad de caídas de agua que bañaban los muros. Después de unos 20km de bajar, subimos nuevamente a la micro y nos llevaron por una subida de 8km que obviamente nosotros queríamos hacerlo pedaleando, pero el guía decidió que no, así que como niños regañados entramos a la microbus.

Volvimos a bajar de la micro y de vuelta a las dos llantas. Ahí empezaba el camino de la muerte. El nombre viene por que es una carretera tan angosta por la cual transitaban buses turísticos, locales, camiones de carga, autos particulares y cualquiera que quisiera ir entre Coroico y la Paz. El camino ha cobrado la vida de cientos de personas por la cantidad de buses y autos que se han ido en los barrancos de más de cien metros.

Pero desde el año pasado la ruta no es más que una ruta para bicicletas ya que inaguraron una excelente carretera para el transito en general y no permiten que transite ningún otro tipo de vehículo por la vía antigua, así que la ruta es completamente realizable sin peligro los únicos accidentes que han habido desde entonces son contados, por irresponsabilidad de los ciclistas que hacen la ruta.

Ahí estábamos la lluvia y la neblina no se querían ir así que no quedaba más que continuar. La ruta es realmente estrecha y la pendiente interminable intenta acelerar al máximo la bicicleta en cada tramo. Entre el frío y la vibración de la bicicleta las manos y las muñecas pedían cada vez más una pausa, pero el descenso seguía. Apenas se entraba a un claro donde la neblina no habitaba era impresionante ver las caídas de metros y sobre todo imaginarse como hacían los grandes camiones para pasar por ahí.

Al rato de bajar cuando la neblina era menos densa, tuvimos el susto más grande del trayecto, donde tovi no pudo tomar una curva a causa de las piedras y salió disparado (literalmente) hacia el caño. Yo venía detrás de él así que aceleré el paso y en dos segundos ya estaba a su lado. Se quedo en el suelo unos segundos, se empezó a mover un poco adolorido con un par de golpes el muslo derecho y en la mueñeca del mismo lado, pero nada serio. Adrio se había devuelto ya y como es típico de nosotros no había terminado de levantarse cuando ya estábamos haciendo bromas de lo que acababa de pasar. Llego la microbus que nos seguía de cerca en la que tovi continuó por un pequeño tramo de la ruta para recuperarse de la caída.

celine bags Ya el clima había variando bastante, los 3000 m.s.n.m ya habían quedado atrás hacía rato y donde nos acercábamos a los 2000 m.s.n.m el lugar ya empezaba a calentar. Llegamos a la primera parada del recorrido donde nos dieron un snack (coca y yogurt) y a seguir pedaleando.

500 metros más abajo la neblina ya no existía, la visibilidad era perfecta y se avanzaba a mayor velocidad hasta dar con el final oficial del camino de la muerte donde Tovi se volvió a unir a la caravana y pedalear el último trayecto de la ruta donde llegaríamos a los 1200mts de altura. Nos sentíamos como en casa, el aire lleno de oxigeno, un calor acogedor y dando mayor potencia a cada pedaleada. Atravesamos un par de ríos y llegamos a la población Yolosa meta del recorrido.

La sonrisa en la cara era inexplicable, con barro en todo lado, las manos entumidas del frío pero más vivos que nunca. De ahí seguimos en la micro hasta el pueblo de Coroico donde nos esperaba una deliciosa ducha caliente y un bufete donde podíamos comer todo lo que pudiéramos que como se imaginan le dimos sentido a comer todo lo que pudiéramos. A eso de las tres de la tarde empezamos el regreso a la Paz para ir llegando a las ocho o nueve aproximadamente.

La llegada al hostal fue como llegar a casa, todos nuestros nuevos amigos esperándonos y preguntándonos como había estado el día con una familiaridad como si tuviéramos años de vivir juntos. La idea era llegar a dormir por que a las ocho de la mañana siguiente ibamos para Tiwanaku, pero el ambiente se presto para amanecer hablando con los presentes en el hostal.

Tiwanaku se supone es la cuna de los grandes imperios que dominaron los Andes, entre ellos la conocida cultura Inca. Ahí vimos el monolito de siete metros con treinta centímetros y un ancho de un metro con veinte centímetros, con un peso de veinte toneladas. Fue tallado en un sólo bloque de forma rectangular.

Según nos dijeron es la imagen de la Pachamama. (Madre tierra) la tienen encerrada para preservarla en un museo que esta siendo construido ya que alguien tuvo la genial idea hace unos años atrás de trasladarlo a la plaza estadio ubicada en la Paz a 45 minutos de Tiwanaku donde se empezó a deteriorar con todas las plantas que le pusieron para adornarlo.

Visitamos en el mismo lugar la puerta del sol la cual les indicaba las fechas indicadas para los cultivos y las cosechas. El templo semi-subterráneo donde se ven una serie de cabezas esculpidas en la roca a lo largo de toda la pared, con tres monolitos más en el centro del lugar. El Kalasasaya Templo astronómico que junto a la puerta del sol se lleva el control de todo el año. La piramide de akapana es una imponente estructura piramidal, con 8000 m. de perímetro, 7 terrazas escalonadas, 18 metros de altura. Actualmente se aprecian solo los últimos 6 escalones de la pirámide pero están trabajando constantemente en desenterrar y restaurar la totalidad de la pirámide.

Es un lugar de una riqueza arquitectónica pre-incaica impresionante es un lugar digno de volver a visitar dentro de unos años y poder apreciar toda la magnitud del lugar, lo que vimos fue una pequeña pincelada del mismo ya que la totalidad de construcción abarca miles de metros cuadrados que aun quedan por desenterrar.

De vuelta a nuestra casa, digo hostal nos encontramos con Julie y Lise con las que fuimos a tomar un café y comer algo para después tener otra dura despedida. Llamamos el taxi para irnos a la terminal del bus pero no quería llegar. Nico, Julie y Lise esperaban con nosotros, ya dábamos por perdido el bus.

Es increíble lo que uno puede llegar a encariñarse con las personas en tan poco tiempo. Gente que hace unos días ni siquiera existían en nuestras vidas, ahora estaban a la puerta del hostal despidiendonos. Deseandonos el mejor de los viajes, con nudos en las gargantas y los ojos mojados prometiendo reuniríamos de nuevo en alguna parte del mundo.

Ya en el taxi los veiamos quedarse, preocupados por la incertidumbre de si llegariamos a tiempo a la terminal y poniendo de nuevo la vista en el sur para poder seguir adelante. Llegamos justo para abordar el bus y pasar una noche más en un asiento de bus. Pero esta vez con destino Uyuni.

<a href="https://lh3.googleusercontent.com/-PgUIWNfrG50/Rz3LL3TErfI/AAAAAAAACxY/2YkRggTYSVwaBgzAlds7mIr8JMg2l0bbQCCo/s600/IMG_7248.jpg" link="https://picasaweb click over here.google.com/soltartodo/LaPaz#5133482554955181554″ title=”” class=”photoswipe” rel=”post-43″ data-size=”1600×1200″>IMG_7248.jpg

Copacabana

celine handbags canada goose click here out site la rencontre claude cerdan
date rescue app
dejta chilenare skämt
annonce rencontre voix du nord
ksa-lidkoping.se
marketingfuermich.de
myfotoinbook.ru
iuverdes.es
top free social dating sites
dejta en tjock kille
caribbeanrado.com
free online dating that works
helplab.com.ar
bästa dejtsajt
le mal rencontre
janet-traders.com
carwnsoft.ru
gratis dejting spel jobb
filles prostituées douala
donna cerca uomo bakeca como
jaysonbelt.com
rencontre jura sans inscription
site de rencontre qui marchent
rencontre entre david beckham et victoria
clients de prostituées film
auditionsuccess.co
vibron.it
prenom de prostituée
boris-schmelter.com
meubles-cathelin.com
chat amore gay
dejtingsida för snygga cyklar
eifel-kulturtage.de
rencontres musicales de figeac
emerge-mag.com
annunci amicizia amore mio
dpanousis.gr
infopratique.net
kolej2022.pl
e-motion-it.nl
bestnileslocksmith.com
christoph-groener.com
porajow.info
mobilitiamoci.org
avtozvuk-online.ru
dejta gifta sig
suhi-mao.ru
incontri con donne
wtzbiala.caritas.pl
rolfstarup.no
rencontre amoureuse définition
levoto.com.cn
amore incontro chat
dejta kändis namn
mfc4.org
dejtingsajter otrogna islam
happy pancake nätdejting
tedtechnology.com
tianlanzhijia.com
rencontres musicales en loire 2013
nt-aist.ru
tropicalnails.ca
argentumstudio.ru
black singles speed dating london
site de rencontre comptable
sf-pegnitz.de
montebischoffracing.com
free online dating sites for seniors
bfhw.de
meetic rencontre orange
quatzelles.fr
dejta 2 samtidigt lyrics
s394468197.onlinehome.fr
foto annunci personali
nätdejting svd debatt
dwpoint.ru
hur man dejtar på nätet
dejta helt gratis virusskydd
procorconstruction.com
dejta online flashback drafts
dejtingsida profil exempel
lapits.ru
ragdoll-italia.it
spzoz-przychodnia.pl
casonadelapaca.com
top australian free dating sites
spbprintru.ru
dejtingsidor body kit
une rencontre bouleversante doctissimo
chat room forum no registration required
dejting otrohet kvinnor
fleurvosse.nl
xn—–6kcabaqrdp4byaj4bfw7n.xn--p1ai
miglior sito annunci
hermann-von-barth.at
rencontre serieuse belgique
rencontre sur internet limousin
oksuzlukoyu.com
nätdejting eller inte zlatan
rencontre avec un alien
gbanchs.com
prostituee la plus chere
krk-r.ru
itunes singles chart top 100 usa
dejtingsidor för snygga efternamn
date äldre kvinnor
wadeg.me
demov3.joostrap.com
lieb-viehhandel.de
dejtingsidor presentation video
dejtingsida seriös kille
bizhenergservis.ru
sms gedichten date
siti di incontro extraconiugale
hqphotography.com
dejtingsajter i england hemsida
konsekvenser av nätdejting exempel
rencontre geneve
spryfieldlionsrink.com
visionsubmarina.com
bakeca annunci bolzano
dejtingsidor på facebook email
itdeskgabon.com
harmonie rencontre quebec
karim benzema prostitute scandal
gmfithaus.com
bra dejtingsidor för äldre
incontro donne brescia jesolo
prostituée via internet
xn--80aafabfmc6eebgbozpb.xn--p1ai
incontri annunci napoli
rasoft-ware.com
nätdejting svd nyheter
elektrik4476.ru
jaheshkimia.ir
nätdejting vett och etikett aftonklänning
dossardsjaunes.be
ericaohwall.com
euro-cargo-hahn.de
zon dejting sidor
incontrissimi chat per single yahoo
supercsuperhero.com
dejtingsida kultur gävle
rencontre mitterrand le pen
fedegil.com
rencontre basket
safe dating sites in pretoria
disobalt.ru
denturesdirect.net.nz
club de rencontre extra
verhuur-boskapel.nl
fashionacademy.co
lurad av dejtingsida
bebvittoria.it
sdiproject.ru
castalianpool.org
semedizioni.com
dostavka-vody-rostov.ru
nätdejting för otrogna koranen
dejtingsajter bi utvecklare
plussimpleavecnous.fr
herdia.fr
siti di incontri totalmente gratis
rencontres cosne sur loire
bvgroup.ch
holmfirthtaichi.co.uk
pennsylvaniagamelab.org
dejta via sms telia
like you incontri
omdtvlife.com
el-agedcare.org
malaysian online dating sites
nätdejting p1 ekotto
alfasub.com
connetical.it
service-drean.com
serveon.de
pharexmedics.com
xn--b1andgic.xn--p1ai
embalsegur.com
skriva nätdejting profil
migliori app android per adulti
reoteplo.ru
street view prostituées
staging.liveinhighresolution.com
siti per incontrare milionari
ni-cat.org
regler för att dejta min dotter t shirt
batalladetrafalgar.com
2015.namunschool.org
rencontre francophone niger
prostituee sete
bästa gratis dejtingsida gratis
donna uomo genova
iphone rencontres
rencontre femme abitibi
sushiufa.ru
programme tv replay rencontres à xv
rencontres 49
colourstudio.nl