Pasando Por David

Primero que nada, Sabri gracias por recomendarnos el lugar.

Caminamos al muelle, hicimos señas y llego el acuataxi por nosotros. A partir de ese instante, todo fue una reacción en cadena. Nos montamos al acuataxi, llegamos a la isla principal. Caminamos al siguiente muelle con destino Almirante, estaba saliendo y quedaban solo tres campos. Después de 30min. desembarcamos en Almirante (un pueblito realmente atrapado en el pasado y lamentablemente en la pobreza) nos guiaron al lugar donde se toman los taxis y poder llegar a la parada de los buses hacia David.

Esta vez el transporte era un pickup gris, llegamos a una soda y nos indicaron que ese era el lugar donde se detendría el autobús y nos llevaría a nuestro siguiente destino. En lo que nos íbamos a bajar los de la soda gritaron a “allá va el bus!!!” el taxista sin decir nada acelero a toda velocidad alcanzando la microbus y haciéndole señas con luces y pitos se detuvo.

Abordamos el bus y una vez más, espacio para tres personas nada más. Nos acomodamos en los cómodos asientos y el aire acondicionado bajaba la temperatura que nos cocinaba afuera. El viaje de cuatro horas paso sin pormenores y con un paisaje genial, pasando desde costa hasta un paraje similar al de Coronado o Irazú. Una pequeña parada de 10min. y de nuevo 7 u 8 niños pidiendo los vueltos o lo que les quisiéramos dar. De nuevo a la micro. Un chocolate que me comí me potenció la hiperactividad y sentía que la felicidad se escapaba por cada poro. Abrimos las ventanas el aire refresco todo y mientras Adrio dormía, el paisaje, Tovi y yo le hacíamos segunda a Bob Marley.

Llegando a David nos indicaron que cerráramos las ventanas y quedamos atrapados en una cápsula de aire acondicionado, reggaeton y anuncios! No tienen idea! fueron como 15min sin mentirles de solo anuncios y luego durante la canción anunciaban más cosas, así que si creían que la radio tica apesta, piénsenlo de nuevo. Ya en la terminal preguntamos como llegar al Purpuple House, donde pasaríamos la noche para continuar al día siguiente hacia cuidad Panamá.

Purple House es un hostal donde absolutamente TODO es morado; sabanas, colchas, cortinas, sillas, platos, vasos, lo que sea, lo que se les ocurra, en este lugar es morado. Como les mencione, íbamos a pasar solo una noche, y cuando Andrea (la dueña del hostal) nos iba a cobrar por el cuarto, nos preguntó si realmente teníamos que irnos mañana. Preguntamos por qué y para nuestra sorpresa, acababa de recibir un correo de una organización local que protege tortugas marinas y precisamente hoy cinco de setiembre del 2007 iban a estar naciendo las tortugas y solicitaban voluntarios para devolverlas al mar!!! Como pueden imaginar no dudamos ni un segundo en decir que nos apuntabamos y que nos quedaríamos una noche más en David!

No lo podíamos creer, habíamos decidido quedarnos un día menos en Bocas del Toro. Gracias a eso, a las cuatro y media de la tarde tomamos un taxi seis de los que estábamos hospedados en el hostal (Ellie de inglaterra, Mor de israel, ·$” de japón (nunca entendimos el nombre :P) y nosotros tres. Llegamos a la nublada y lluviosa playa La Barqueta, donde 79 tortugas lora nacidas hacía pocas horas, necesitaban ser depositadas en la playa nuevamente para empezar su vida.

Angela nos dio la bienvenida y junto a don Marcial (que es el que hace dieciséis años recorre la playa de 20km buscando los nidos para llevar los huevos a un lugar seguro y preservar la especie) nos explicaron lo que haríamos y la importancia de que las tortugas recorrerían la playa antes de entrar al mar, para poder regresar dentro de 25 años.

Minutos después tenia dos tortugas marinas diminutas en mi mano (Pedra y Camila las mías, Luis y Simón las de Adrio y Carlos y Adrián las de Tovi) listas a ser liberadas, no podía creer que apenas unas semanas atrás hablaba de que en algún momento de mi vida tenía que hacer eso, y ahí estaba yo con dos de las personas que más quiero, viendo como se iban yendo poco a poco, buscando el camino a la vida. La lluvia y el viento nos golpeaban fuerte, pero no nos movíamos, solo podíamos repetir “acabamos de tener tortugas bebes en nuestras manos y las estamos cuidando de que nada les pase, al menos acá!!”

Una pequeña niña a mi lado de tal vez unos 5 años, estaba con su vestido celeste, callada, no decía palabra, acató al pie de la letra cada orden que nos daban y no dió ni un paso más allá de la línea que nos indicaron. Tomó con el mayor de los cuidados la pequeña criatura, la liberó y de cuclillas la siguió en un silencio absoluto hasta que llego al mar.

Empapados volvimos al taxi, estábamos sin palabras, y una vez más decíamos, todo por venirnos un día antes de Bocas! Ahora, ya de vuelta al hostal, sequitos, comiditos, con todo listo para mañana seguir siempre con rumbo sur.

IMG_4997.jpg IMG_4999.jpg IMG_4995.jpg IMG_0276.jpg IMG_5028.jpg IMG_5005.jpg IMG_5002.jpg IMG_4968.jpg IMG_4960.jpg

15 comentarios en “Pasando Por David”

  1. Ustedes si no… lo hacen sentirse a uno todo cerquita contándonos su viaje… y yo, lo aprecio un montón :)…
    y creo q nunca te habia dicho a vos o a Adrián q mi color favorito es el morado?.. tomaron fotos de esa purple house..si?!?!?

    y tus dos tortuguitas. llamadas Pedra y Camila.. y las otras dos de Ricardo, llamadas Carlos y Adrián, me los como!

    y bueno.. en realidad solo hay una palabra que puede resumir lo q dice tu post: timing…

    los quiero!

  2. Dream Is Destiny. Las tortugas de Tovi son tan Tovi! Todo es tan perfecto. Mi cabeza se esfuerza en recrear las imagenes visuales lo mejor que puede, que tan magico 79 tortugas loras y ese momento que ahora es suyo. Deja esa sensacion de felicidad plena, absoluta y completa. Ni hablar de la chiquita, me encanto el detalle de mencionarlo. Suena como un buen libro de realismo magico, lo juro 🙂 Los quierou!

  3. Demasiado chiva! Me encanta la narracion de cada cosa que pasa, fijo en realidad estan escribiendo un libro encerrados en un hotel en Guanacaste! jaja
    Super bien lo de las tortugas con plumas, rajado!
    Un dia a mi me toco majar tortugas canarias, vieras q amarillas!

  4. Jueputa, es como que esas cosas así, inesperadas, son las que le van dando sentido al viaje, le van dando forma… lo van moldeando… y es demasiado felíz para uno leerlo, no me puedo ni imaginar para ustedes vivirlo.

    Espero que no me dejen sin corazón de aquí a que termine su viaje, de puro estar leyendo estas cosas y sentirlo hecho un colochito.

  5. Tantas cosas hermosas, todo tan cronometrado, tanta gente increíble a su lado en cada paso del camino… y eventos de esta magnitud que están viviendo, me confirman que esto estaba escrito para Uds. Qué maravilla! Me arrancaron lágrimas con las tortuguitas, con su emoción con ellas y con la historia de la chiquilla. Un besote a todos y un abrazote grandote para “Tovi” (de la mamá… por si acaso)!!! 🙂

  6. Hey chicos, que lindo esto! me da escalofrios leerlo… se le pega a uno la emocion de ustedes! disfruten mucho porque estaba hecho para uds! 🙂

    Me encanto el Purple House 😛 Quiero saberlo todo cuando lleguen a Colombia 🙂

  7. VIVA SAPRISSA, CARAJO!!!
    Lástima que las tortuguitas no fueran moradas…
    En serio ahora: La vida que depositaron son sus manos hacia su destino es la mejor alegoría a todo aquello que estan viviendo los tres… y lo que les falta por vivir.
    Pregunta: ¿le dieron sus direcciones a las tortugas? EXITOS MUCHACHOS

  8. Wiii!! Quien necesita videojuegos con un Kit Multimedia de esos.. se ve poderoso..!!

    Putas japoneses con sus nombres raros… si les costo entender 1 nombre ahora imaginense el colocho que me tengo rodeado.

    Increible! que continuen las anectodas!! \(o)/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *